Algo que no deja de sorprender a los padres de hoy es observar, de repente, la desmotivación, la apatía y el aburrimiento en sus hijos, cuando tienen “de todo”!! les damos más y más y aún así, muchas veces se aburren y se muestran insatisfechos.

En esos momentos como el descrito, nuestros hijos nos parecen egoístas, caprichosos e insoportables. Si algo se aprende en la vida es que tener demasiado o todo lo que se pide, reduce el deseo; y que conseguir las cosas sin esfuerzo, reduce la motivación. Si a esto le añadimos que los niños son seres que están desarrollando su inteligencia, sus habilidades y sus afectos, debemos considerar que:

*Las actividades demasiado fáciles o demasiado complicadas: aburren.

*Las actividades que requieren de poca interacción de los niños también aburren.

*Las actividades prolongadas que el niño realiza solo, en especial sin las personas a las que quiere, es probable que acaben aburriendo.

*La televisión, los videojuegos y algunos tipos de juguetes electrónicos les mantienen entretenidos durante horas, lo cual facilita que los padres dispongan de tiempo libre. Pero el disfrute y las consecuencias de estas actividades para el desarrollo del niño son muy diferentes comparadas con las que producen otras en las que el niño utiliza más su cuerpo, su pensamiento, la comunicación con los demás y la construcción o manejo de cosas. La televisión entretiene pero no enseña a entretenerse. Si el programa se acaba, el niño queda confuso durante un rato, dependiendo de la estimulación (visual fundamentalmente), “enganchado” a estímulos que no producen voluntariamente, y desde luego, “enganchado” a lo que viene después, sea lo que sea……

*Los niños necesitan crear juegos y entretenerse con lo que tengan a disposición. Que un palo de escoba se transforme en caballo, que una sábana vieja se transforme en una carpa, lo cual no sólo los entretiene sino que les ayuda a desarrollar su creatividad.

*La curiosidad es una fuerza natural que vive en los niños, es el motor que los empuja a explorar, a buscar novedades, a investigar. Pero la curiosidad se desarrolla actuando, transformando y observando. Por lo tanto, más que proporcionarles muchos juguetes,!! Motivémoslos a desarrollar su curiosidad!!!

Un aporte de Aula Infantil